Llega el verano y con él, el calor y las ganas de lucir una piel sin vello, tanto hombres como mujeres. La depilación definitiva para el verano entre todas las ofertadas en el mercado la depilación diodo es la más recomendable.

La depilación diodo es un sistema muy eficaz para eliminar el vello en cualquier tipo de piel sin riesgos y en cualquier época del año ¡incluso en verano!

Este tipo de depilación se realiza a través de un dispositivo que emite una luz con una onda de 800-810 nm. Esta longitud permite que la penetración sea más profunda y vaya directamente al folículo del pelo.

El diodo es la depilación perfecta para todo tipo de vellos y para todo tipo de pieles. Además, es más efectiva cuando existe un gran contraste entre el color del vello y el color de la piel.

 

La duda que nos ocupa a todos: ¿es buena la depilación diodo en verano?

Si, podemos someternos a una depilación diodo en verano, ya que esta no es peligrosa gracias a su tecnología indolora y porque no deja marcas en la piel.

Otra gran duda que se nos presenta al hacer este tipo de depilación esta época del año es si se puede tomar el sol durante el tratamiento.

Además, hay que tener en cuenta una serie de pautas para conseguir una piel sin quemaduras, bronceada y sin vello.

 

Depilación diodo en verano

 

Durante la depilación diodo vamos a someter a la piel a una gran cantidad de energía lo que significa que, si la sobreexponemos, es decir, tomamos el sol de manera directa, podemos causar graves daños a nuestra piel como quemaduras.

De ahí la duda de si se puede hacer la depilación diodo en verano.

Se aconseja no tomar el sol una semana antes de la depilación diodo ni 3 días después ni acudir a piscinas ni saunas el mismo día de la depilación diodo.

De igual manera sucede con otros tipos de depilación, ya que se somete la piel a unos procesos agresivos que hacen que este más sensible y necesite una serie de cuidados especiales.

 

 

¿Por qué esta depilación es la más recomendada?

La depilación diodo es la que más se recomienda en verano porque se trata de la depilación más tolerante a todo tipo de piel, incluso a las pieles bronceadas. Lo importante en esta depilación es no tener la piel quemada.

Además, la depilación diodo en verano es perfecta para las zonas “escondidas” al sol como puede ser las axilas o el pubis. Ya que estas zonas raramente se exponen al sol, por lo que no existe peligro de quemadura.

 

Recomendaciones durante la depilación diodo en la época estival

Para mantener tus sesiones de depilación diodo en verano te damos una serie de recomendaciones:

  • No usar productos que decoloren tu vello ni aplicarse cremas autobronceadoras la semana anterior a tu depilación diodo.
  • Emplea crema solar con, mínimo, un factor 30 para evitar tener quemaduras en la piel. Y recuerda aplicarte la crema después de cada baño.
  • Hidrata tu piel una vez te hayas expuesto al sol. Emplea cremas con aloe vera y manzanilla para que te ayuden a regenerar la piel.
  • Evitar la ropa ajustada inmediatamente después de haberse sometido a una depilación diodo.

 

En definitiva, se puede hacer la depilación diodo en verano con los mismos cuidados que con otros métodos de depilación tradicionales. Esto es, no someterla a más acciones agresivas como tomar el sol inmediatamente después de un tratamiento diodo.

Porque no debemos olvidar que como en cualquier tipo de depilación sometemos la piel a unos procesos que la inflaman y debemos de cuidarla con más intensidad que de costumbre para así conseguir los resultados que estabas deseados.